Bienvenidos el Sitio Oficial de Metalized Blood !!!! METALIZED BLOOD - THE PAST AND NOW! Es un programa de difusion de Heavy Metal emitido de Lunes a Viernes 14 a 16 Hs ( PY ) 15 a 17 Hs ( AR ) por Imperio Negro Radio www.imperionegro.com.ar
 
ÍndiceÍndice  CalendarioCalendario  FAQFAQ  BuscarBuscar  MiembrosMiembros  Grupos de UsuariosGrupos de Usuarios  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Metal Urbano

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Rodring Wild
Admin


Mensajes : 64
Fecha de inscripción : 20/02/2012
Edad : 35
Localización : Encarnacion

MensajeTema: Metal Urbano   Mar Feb 21, 2012 6:55 pm

METAL URBANO.

- Los antecedentes del grupo se remontan a mediados de 1984. Irán Duarte y Carlos Caballero trabajaban en la misma oficina. Sintiendo ambos una pasión comun por la musica, Carlos le propone a Irán la formación de un grupo, aunque existía un problema común a muchos grupos que comienzan: la falta de equipos.

Por el momento, la idea de hacer un grupo quedó en tan solo como eso, una idea, en las mentes de ambos. Las cosas cambiaron a fines del 84, de forma casi paradójica pues, Irán, decidido a ocuparse de la batería, compra una guitarra y Carlos un bajo, y así comenzó todo. Faltaba encontrar un guitarrista y una batería barata. Ambos problemas se solucionaron con la aparición de Hugo Gómez.

Según sus propias palabras, él tenía una batería en su casa y, además, sabía ejecutar la guitarra. Asi llegamos a Enero de 1985, fecha de nacimiento de Metal Urbano como grupo. El nombre fue idea de Iran, comparando las cualidades del rock (fuerza, dureza) con la palabra “Metal”, y “Urbano”, porque sería un grupo de ciudad. Al principio, la idea de Irán y Carlos era hacer música pop y algo de “new wave”. Tratando de interpretar un tema del grupo americano The B-52′s, se dan cuenta de que la cosa no iba a ser fácil, pues ninguno de los tres sabía mucho de música.

Con este panorama, y por increible que parezca teniendo en cuenta los limitados conocimientos musicales de los tres, Irán decide que Metal Urbano debía hacer su propia música. Pero no había una idea concreta, buena o mala, ni siquiera un punto de partida. Lo único que podía hacerse era “zappar”. Y fue en uno de estos primitivos ensayos donde surgió una melodía rudimentaria para lo que después sería “La Banda De Salvajes”, el primer tema de Metal Urbano, aunque éste no tomó forma concreta sino algún tiempo despuús. Los temas van saliendo de a poco.

Aparece así “La Ronda De Satan”, y más tarde, “Cien Años”. Pero persistía un problema: la poca capacidad musical, cosa que se notaba más en Hugo, y que hacía que los temas fueran solo esbozos, sin forma bien determinada. Además, Hugo era sumamente impuntual para los ensayos. Estas razones crearon la primera fisura a nivel personal dentro del grupo, y motivaron el alejamiento de Hugo Gómez de Metal Urbano, más que nada por decisión de Irán. Este hecho motivó que Irán escogiera a su propia hermana, Delia, para ocupar el puesto de segunda guitarra en el grupo. Iba a ser algo novedoso, ya que no se registraban apariciones anteriores de una mujer instrumentista en grupos de rock paraguayos. Además, Delia ya venía con cinco años de guitarra en el Conservatorio Municipal a cuestas, y tres con el profesor Rudy Heyn. Debia ser un buen elemento.

Así las cosas, los temas compuestos a medias se van puliendo, a la vez que van apareciendo temas nuevos, como “Sueños” y “War Never”, todos compuestos conjuntamente por Irán y Delia. La fugaz aparición de un guitarrista de nombre Juan Carlos Rota permite poner música definitiva a “La Ronda De Satanás”, mientras aún estaba Hugo Gómez en el grupo. Con Carlos en bajo, Delia en segunda guitarra e Irán en batería y primera voz, faltaba un guitarrista líder. A través de un amigo, Irán conoce a Nelson Sanabria, de quien le habían dado buenas referencias como guitarrista. Las versiones que Irán escuchara resultan ciertas, pues Nelson se acopló perfectamente al estilo musical que Metal Urbano tenía en esa época. Muy influenciado por Carlos Santana, Nelson supo ponerle su sello a las composiciones del grupo, especialmente a “Sueños”, cuyo solo básico de guitarra se convirtió en una especie de “marca registrada” del mismo.

La incorporación de Nelson Sanabria afirma la situación de Metal Urbano. A estas alturas, ya era abril de 1985. Comienza a brotar la idea de una presentación en vivo, pero no iba a ser fácil: había que conseguir un local, alquilar equipos. Pero lo que más preocupaba a los miembros del grupo era la receptividad que podrían tener y si el público quedaría satisfecho. No habiendo otra cosa mejor, Irán decide presentar al grupo en su propia casa, “para los amigos”, como él mismo diría. Tal actuación tuvo lugar el 30 de Junio de 1985, y aunque el público solo estuvo formado por una treintena de familiares y amigos, la opinión general fue buena: sonaban bien.

Para los amigos, en casa de Irán, en Junio de 1985. El entusiasmo originado por el buen resultado de esta primera experiencia impulsa al grupo a buscar una nueva presentación. Irán estudiaba Periodismo en la Facultad de Filosofía y concretó una presentación de Metal Urbano en esa facultad. Eso ocurrió el 29 de Agosto de 1985. El resultado fue discutible: los equipos que les proporcionaron no sonaron, así de sencillo. El propio Irán dijo que “si no llevábamos los pocos equipos que teníamos, no sé cómo hubiéramos tocado”.

El calor del momento fue terrible, pero en compensación, el público se volvió loco, pues gustaron bastante. Con el resultado de este segundo show, ante más gente y no precisamente conocida, Carlos, Delia, Irán y Nelson se dieron cuenta de que no podían echarse atrás, pues había que seguir tocando. Pero había un problema, existente hasta hoy en nuestro medio, y era la falta de oportunidades para el rock. Sin embargo, la siguiente presentación vino muy pronto. El 7 de Setiembre de 1985, en Planta 1 de Pepsi, se llevó a cabo el festival Rock By Inter, organizado por los alumnos del Colegio Internacional. En aquel festival estuvieron Los Búfalos, Alberto Rodas, Boston, Metal Urbano y Rawhide, este último un grupo cultor del heavy metal, que también se iniciaba. Esa fue “la noche” de Metal Urbano, pues sonaron excelente. En cierto modo, fueron la mitad de la sorpresa (la otra mitad fue Rawhide) del festival, pues ambos grupos no eran conocidos. La banda había elegido cinco temas para la noche, pero terminaron tocando siete, merced a la buena receptividad del público, cosa rara para una banda que abre un festival.

En la Facultad de Filosofia UNA, Agosto de 1985. De este concierto, el recuerdo es sumamente positivo. Tuvieron mucha publicidad y buena crítica de gente entendida en la música, como Mario Ferreiro, que fue animador de aquel festival. Además, la calidad del sonido fue fantástica, cosa difícil de lograr en un concierto con muchos grupos diferentes en su música. De acuerdo a la opinión de Irán y Carlos, en ningún festival posterior sonaron como en Rock By Inter. Un mes después de esto, aparece en escena un guitarrista uruguayo de nombre Alvaro Larrosa. Pidiendo referencias, le dieron la dirección de Irán y fue a escuchar un ensayo de Metal Urbano.

El estilo de Alvaro era netamente superior al de Nelson y mucho más pesado, algo que el grupo comenzaba a buscar. No obstante, se presentaron una vez más con Nelson, nuevamente en casa de Irán, el 13 de Octubre de 1985, otra vez para los amigos, aunque el público llegó casi a ochenta personas aquella noche. Después de esa presentación, Nelson se aparta voluntariamente de Metal Urbano y es sustituído por Alvaro. Luego de rápidos ensayos con la nueva formación, el grupo se presenta en un pequeño concierto llamado Verano A Todo Rock, en el auditorio Jacinto Herrera de Radio Ñandutí. En aquella oportunidad, compartieron el cartel con Los Búfalos y Apple Rock, incorporándose Rawhide por la puerta trasera, en pleno desarrollo del concierto. Aunque el público fue escaso, los colegas opinaron que el estilo de Alvaro le daba mejor sonido al grupo y esa opinión basta. Ese festival tuvo lugar el 22 de Noviembre de 1985.

Al día siguiente, en Planta 1 de Pepsi, se llevó a cabo el pomposamente llamado festival Rock In Asunción, donde se presentaron una veintena de grupos. Aquel festival, organizado a nivel competitivo, fue un verdadero fracaso, pues el pésimo sonido y la mala organización no lograron satisfacer a las casi 500 personas que se congregaron para el acontecimiento. Mucho menos pudo contentar a los músicos, todos ellos muchachos jóvenes con ganas de salir adelante, pues a excepción de Apple Rock, Nash, Rawhide y Metal Urbano, los demás grupos aparecieron no se sabe de donde. El resultado del festival fue un duro golpe para el rock nacional, pues una segunda parte anunciada para una semana después nunca se llevó a cabo, y los premios anunciados para la ocasión no se sabe a donde fueron a parar. Según la opinión de Irán, “ese festival debería ser registrado como la hoja negra en el libro de la historia del rock nacional, por su espantosa organización”. No obstante ese tropiezo general, el fin de 1985 trajo una sorpresa para Metal Urbano: en el resumen musical del año, publicado en la revista dominical de un matutino el día 28 de Diciembre, Metal Urbano aparece como grupo revelación, junto a Perfiles y Cantamérica. Tal calificativo fue otorgado por Mario Ferreiro, quizá basándose más que nada en el desempeño de la banda en Rock By Inter.

A aquellas alturas, el estilo de Metal Urbano había cambiado. Evolucionaron del rock sencillo de los inicios a algo más depurado y de mayor potencia y vigor, más “metálico” y pesado. Tales cambios se debían al particular estilo del guitarrista uruguayo Alvaro Larrosa.

1986 recién comenzó en febrero para Metal Urbano. El día 28 se presentan en Mango’s, un pub situado sobre la avenida General Genes, que ya no existe. El resultado fue satisfactorio, pues sonaron equilibradamente y tuvieron bastante público. Pero lo más importante fue que aquella noche realizaron su primera presentación pagada. Lo simpático del caso fue que les prometieron 50 mil guaraníes (bastante para la época), pero los equipos de amplificación alquilados costaron 35 mil, por lo que la ganancia fue exigua.

Los siguientes meses de Marzo y Abril no trajeron show alguno, ya que sirvieron de preparación para un gran evento: el Festival De La Década. Este fue organizado por Radio 1º de Marzo, con motivo de sus diez años de vida. Dejando un poco de lado la fase organizativa del festival, vale la pena comentar que sirvió de mucho a los grupos de rock nacional existentes en aquel entonces, pues la radio costeó grabaciones en un estudio profesional para todos los grupos. Cuenta Irán: “Era una oportunidad que no podíamos dejar pasar, pues grabar en un estudio cuesta carísimo y quién sabe cuando podríamos llegar a hacerlo al paso que íbamos. Además, había mucha publicidad y pasarían nuestros temas por la radio. Era increible!”.

Pues bien, mediante aquella oportunidad, el grupo grabó “La Banda de Salvajes” y “Metal Urbano”. En la grabación no se pudo contar con el concurso de Delia, por lo que Irán hizo las partes de segunda guitarra en “La Banda de Salvajes“, mientras que Alvaro hizo las dos guitarras en “Metal Urbano“.

El panorama era prometedor, pero se volvió turbio dos días antes del festival, programado para el Domingo 4 de Mayo de 1986. Alvaro decide no tocar por motivos religiosos, lo que hace que Irán y Carlos recurran apresuradamente a Nelson Sanabria un dia antes del evento. Ante tales circunstancias, demás está decir que el desempeño de Metal Urbano en el Festival De La Década fue pobre comparado con el sonido que habían logrado en la sesión de grabación. Nunca les fue tan mal como en esos dos días. Más tarde, en Julio de 1986, Metal Urbano se presenta en un mini-concierto llevado a cabo en una hamburguesería de nombre Miroslava, hoy inexistente, en el barrio Herrera.

También tocaron en esa oportunidad Nash, Onda Corta, Rawhide y El Proyecto. En realidad, ese concierto fue organizado por los mismos músicos a instancias de la propietaria del local. El acontecimiento, con poca publicidad, tuvo una considerable cantidad de público que soportó con ánimo el intenso frío, pues fue al aire libre. Pero el resultado fue malo a nivel sonoro, y como si todo fuera poco, el concierto se vio truncado hacia el final, pues la electricidad fue cortada por la propia dueña del local al ver aparecer a la Policía, en plena actuación de Nash y ya cerca de la una de la madrugada. Eran los años del famoso Edicto Policial Nº 3 de la época Stronista.

El último show de 1986 llegó temprano. Fue el 25 de Agosto en el Orange Pub del Club Deportivo de Puerto Sajonia. Era un lugar pequeño, pero se llenó de gente que resultó satisfecha y vibró con el sonido de Metal Urbano. El lado malo de esa experiencia fue que nunca pudieron cobrar los 30 mil guaraníes prometidos como pago por esa actuación.

Los meses que siguieron registraron cambio de personal. Nelson decidió dejar el grupo. Reapareció entonces el problema de los inicios, la falta de un guitarrista líder. Hacia fines del año, Ramón Méndez, guitarrista de Nash, se hallaba ocupado con un nuevo proyecto musical, Scythe, para el cual le faltaba un vocalista. Le ofrece ese puesto a Irán, quien acepta a cambio de que Ramón entre a Metal Urbano como guitarrista. Ramón acepta y comienzan los ensayos con las dos bandas. Un poco después, Delia también se aparta del grupo, por varios motivos, siendo ocupado su puesto por Carlos González. Esta nueva formación mostró otros rumbos para el sonido de Metal Urbano, que tendía más hacia el heavy metal.

El debut de la nueva formación se produjo el 30 de Enero de 1987, en un festival llevado a cabo en Planta 1 de Coca-Cola. Aparte de Metal Urbano, también participaron Apple Rock y Scythe, el grupo de Ramón Méndez en el cual Irán hacía de vocalista. La experiencia de aquella noche resultó buena para ambos grupos, Metal Urbano y Scythe. En resumen, el balance fue positivo para todos, musical, acústica y económicamente, teniendo en cuenta que el festival fue organizado por los tres grupos en forma conjunta.

El 21 de Febrero de 1987, Metal Urbano se presenta en el club Nanawa de ciudad Pdte. Stroessner (hoy Ciudad Del Este). En aquella presentación, también estuvieron Ñamandú, Sembrador, The Deeks y Scythe. Los cinco grupos fueron contratados por ese club y la presentación resultó bastante buena, aunque se vio frustrada en su parte final por una repentina lluvia, que impidió la presentación de Scythe. No obstante, fue una experiencia rica en anécdotas y a nivel grupal, además de significar una presentación fuera del ámbito capitalino. Por otra parte, cada grupo cobró 100 mil guaranies, algo inusitado para aquellos tiempos.

El siguiente show tuvo lugar en el marco del festival Evolución 2000, el 3 de Mayo de 1987. Este evento también fue organizado por Radio 1º de Marzo, lo que significó la oportunidad de grabar un tema más. Esta vez fue “Uniformes” y el resultado de la grabación fue una sorpresa para todos, pues el grupo sonaba como las grandes bandas de heavy metal, debido a la capacidad de Ramón para la guitarra. La presencia de Metal Urbano en Evolución 2000 fue buena, aunque el lado malo estaba detrás de la escena: Ramón había comunicado su decisión de abandonar la banda para dedicarse enteramente a Scythe. Tal decisión hizo que la presentación de Metal Urbano en Evolución 2000 fuera la última de aquel año. Ante tal cuadro, y con la partida también de Carlos González, quedan solos Carlos e Irán, los miembros originales del grupo.

La inactividad de ambos se prolonga hasta Febrero de 1988, cuando conocen a Alfredo “Freddy” Galeano, ex guitarrista del grupo Boston, y deciden acoplarlo al grupo, además de decidir que Metal Urbano quede como trío. La incorporación de Freddy Galeano al grupo resultó positiva desde el punto de vista musical. Merced a él, Irán escucha por primera vez en su vida un grupo cuyo baterista influenciaría su performance en el futuro: el trío canadiense Rush. Sin embargo, no pudieron concretarse experiencias en vivo con Freddy en la banda, pues poco tiempo después de su incorporación, debe dejarla por motivos personales.

Con esto, una vez más, la carrera de Metal Urbano quedaba truncada. Corría Abril de 1988. Los siguientes meses de ese año transcurrieron lentamente y mientras tanto, Irán daba vueltas en su cabeza a la idea que solucionaría definitivamente el problema que siempre retrasó a Metal Urbano: él se ocuparía personalmente de la guitarra y las voces, y buscarían otro baterista.


METAL URBANO en el Festival Evolución 2000 (1989).

Aproximadamente en Octubre de 1988, Irán entra en contacto con Fernando Paredes, baterista aficionado y esporádico miembro de la banda punk Kaos, en la cual también estaba Felipe Vallejos, guitarrista de Rawhide. Irán propone a Fernando entrar a Metal Urbano como baterista estable, y luego de pocas dudas, Fernando acepta, iniciándose los ensayos con esta formación. No fue nada fácil. Si bien Irán poseía aptitudes para la guitarra, nunca tuvo el tiempo necesario para mejorar su estilo, y lo mismo ocurría con Fernando y la batería. Sin embargo, el entusiasmo y las ganas eran mayores que las dificultades.

La nueva formación en San Bernardino, verano de 1989. El definitivamente trío Metal Urbano, formado por Carlos, Irán y Fernando, debuta en la segunda versión del festival Metalatino, llevado a cabo la noche del 30 de Diciembre de 1988 en el club Ciudad Nueva. El concierto resultó inolvidable por las anécdotas. Durante el montaje de equipos, una de las cajas de sonido cae sobre la mano de Felipe Vallejos, lo que llevó a Rawhide a actuar con el solitario concurso de Emilio Paredes en guitarra en esa noche. Y más tarde, en pleno concierto, un resbalón de Pedro Killer desencadena un incendio detrás del escenario, pues nuestro amigo estaba probando sus habilidades como pirotécnico, con poca suerte. En lo que a Metal Urbano se refiere, sorprendieron. Definitivamente, sonaban diferente, con mayor peso y dureza.

Asimismo, surgían temas nuevos: “Oh Señor Color Arena”, dedicado a los agentes del orden (entiéndase a la Policía), y “Alegría En El Funeral”. Además del golpe de estado que derrocó al general Alfredo Stroessner, el año 1989 trajo más actividad para la banda. En el mes de Febrero, se da lugar a algo inusitado: un festival de rock nacional, a gran nivel, en el interior de la República. El lugar elegido fue Caaguazú, y el evento fue bautizado como Rock De La Madera. Metal Urbano estuvo presente en dicho festival, respondiendo al llamado del organizador del mismo, Arturo Fleitas, vocalista de los Aftermad’s. La lluvia le restó brillo al evento, aunque no impidió una concurrencia de 2500 personas y el consumo de 3500 litros de cerveza. Salvo el agua, el concierto fue un éxito total.

Otra actividad que marcó 1989 fue la organizada por el diario Ultima Hora, un megaconcierto en festejo de los 20 años del rock nacional. El mismo se llevó a cabo en el local deportivo del Colegio Salesianito, y dio cabida a una veintena de grupos, desde los debutantes a los más veteranos, entre los cuales estuvo Metal Urbano. En esta oportunidad, se estrenó “Réquiem Para El General”, tema compuesto para celebrar la caída del dictador Alfredo Stroessner.

1989 culmina con la entrega de “La Bengala Perdida”, premio surgido de una brillante idea de Andy Del Puerto para galardonar al rock nacional en general. En esta primera entrega de este premio, Metal Urbano obtiene una mención de honor. El comienzo de la nueva década trajo consigo actividad delicada para la banda.

En efecto, en Enero de 1990, Metal Urbano entra a un estudio por primera vez con dinero propio con el propósito de grabar un demo. El local elegido fue el estudio de Vicente Morales. La única circunstancia diferente en el trío para encarar este trabajo fue que Fernando no participaría de las grabaciones por dos motivos: el primero de ellos radicaba en su técnica para la batería; y segundo, la falta de tiempo para las sesiones. Así las cosas, Irán se encargó de grabar todas las guitarras, la batería y las voces, mientras que Carlos hizo su parte con el bajo. Las posibilidades económicas de Irán, quien costeó de su bolsillo todo el trabajo, permitieron el registro de cinco temas: “Sueños”, “Sucio Polvo Blanco”, “Alegría En El Funeral”, “Réquiem Para El General” y “La Torre De Babel”.

Los trabajos de grabación y mezcla abarcaron un total de 22 horas, repartidas entre Enero y Marzo de 1990. El resultado final fue bastante satisfactorio, considerando el nivel alcanzado por el grupo en aquel entonces. Copias del demo fueron repartidas a algunas emisoras de FM, pero la difusión fue escasa, un mal que todavía aqueja a las producciones de rock nacional. En el medio de los trabajos de grabación, Metal Urbano concurre a la segunda edición del festival Rock De La Madera, nuevamente en Caaguazú. Esa fue la oportunidad en la cual tocaron ante la mayor cantidad de público en toda su historia, pues la audiencia estuvo calculada en 4.000 personas. Asimismo, en Abril de ese año 1990, Irán acepta el puesto de baterista en la banda de música brasilera Macunaíma, más que nada para ampliar sus horizontes musicales y crecer como baterista.

Sacando del recuento la actuación en Rock De La Madera II, bastante exitosa, 1990 terminó con poca actividad en vivo para Metal Urbano. Asimismo, en Diciembre de 1990 se lleva a cabo la segunda entrega de “La Bengala Perdida”, edición en la cual Metal Urbano obtiene otra mención de honor como “Grupo Popular”.

1991 quedó marcado para ser el año final en la vida de Metal Urbano. Varias razones influyeron en este acontecimiento. La principal fue la decisión de Carlos de alejarse de la banda por motivos personales, entre los que destacaba el hecho de querer dedicarse a otro tipo de música, más comercial que el heavy metal. Asimismo, la escena nacional venía sufriendo de “arritmia”, y las posibilidades para el desarrollo de conciertos en vivo de metal pesado no eran muy frecuentes.

La suerte estaba echada, y la decisión para la ruptura se concretó en Junio de 1991. Sin embargo, los tres miembros del grupo coincidieron en que la despedida de Metal Urbano debería quedar registrada para la historia. Por lo tanto, comienza la preparación del concierto para el adiós.

La oportunidad para el toque de despedida estaría dada en la tercera entrega de “La Bengala Perdida”, pero al final, la ceremonia de entrega del premio se suspende. Ante este impedimento, la suerte pone frente a la banda una oportunidad de lujo: el Centro Paraguayo Japonés decide ofrecer un espectáculo de rock nacional por cuenta propia, y encarga la producción del evento a Irán Duarte. La fecha quedó fijada para el Viernes 13 de Diciembre de 1991. En la noche señalada, el recital contó con la participación de Scoff, banda joven de hard rock, y EOS, grupo cultor del heavy metal clásico. Por último, Metal Urbano cerró el concierto con una actuación en la cual se escucharon todos los éxitos del grupo a lo largo de su carrera de casi 7 años. Aparte de lo estrictamente musical, el sonido fue impecable debido a la excelente acústica del lugar, y el aspecto visual fue bien llamativo, debido al trabajo de los iluminadores del Centro Paraguayo Japonés. Y ese fue el canto del cisne.

Afortunadamente, este concierto quedó registrado en audio y en video, ambas cintas en poder de Irán Duarte. Desde Enero de 1985 a Diciembre de 1991 pasaron muchas cosas, buenas y malas, y el movimiento rock ha acusado llamativos cambios. Una cosa es cierta: no podrá escribirse jamás una historia del rock paraguayo sin mencionar a Metal Urbano. (Fuente: Irán Duarte)

En fecha 2 de Junio de 2010 se realizó en el local de ABSOLUTO ROCK se realizó un concierto por los 25 años de Metal Urbano con sus integrantes originales: Irán Duarte (guitarra, voz), Carlos Caballero (bajo, coros) y Fernando P. Abadie (batería).-
Volver arriba Ir abajo
Ver perfil de usuario http://metalized-blood-py.hacerforo.com
 
Metal Urbano
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» Barcia Metal Fest 2010
» ¿Peor/peores cantante/s de rock y metal?
» los videojuegos y el heavy metal en el campo de batalla
» || METAL BATS FEST 2 - 2010 ||
» Black Metal noruego o sueco?

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
METALIZED BLOOD :: ESCENA PARAGUAY :: Bandas-
Cambiar a: